Que hacemos

Cada paciente es diferente ya que la enfermedad evoluciona de manera distinta en cada persona, por ello ofrecemos una atención personalizada, atendiendo todos los aspectos de la vida del afectado y de su familia y/o cuidadores de forma multidisciplinar.En la Asociación trabajamos y ofrecemos los siguientes servicios:

  • Fisioterapia: Terapia dirigida a mejorar el estado físico y a retrasar la progresión de los aspectos motores y paliar el dolor. Se trabaja en sesiones individuales semanales de 40 a 60 minutos según el estado y criterio del fisioterapeuta.
  • Logopedia: Terapia integral de la comunicación verbal y de la deglución de los afectados por la enfermedad de Párkinson, con el objeto de retrasar la dependencia y evitar el aislamiento social propiciado por la disfonía (disminución del tono de voz), la disartria (calidad de pronunciación) y la disfagia (dificultad para tragar).
  • Psicomotricidad: Se ocupa de optimizar las destrezas de la persona con Párkinson, con el objetivo de que las actividades a desarrollar por el paciente fomenten su autonomía y mejoren su capacidad. Esto incluye también el enseñar al paciente y a sus familiares como adaptar el domicilio para crear espacios accesibles y además asesorándolos sobre productos de apoyo.
  • Hidrocinesiterapia: Es una modalidad terapéutica en la que se utiliza el agua como medio para facilitar el movimiento mismo, así como mejorar la estabilidad y la sensibilidad del paciente. La flotación en el agua favorece el trabajo con el paciente pues el alivio del peso corporal facilita la movilidad de los pacientes y la actividad nerviosa aferente está incrementada por efecto no solo de los estímulos cutáneos, sino también por la activación de los receptores musculares a través del
    movimiento, lo que atenúa la bradicinesia (lentitud de movimientos) y la acinesia (falta de movimiento) en los enfermos de Párkinson. Además, la temperatura del agua favorece la relajación muscular, mejorando síntomas como la rigidez y el dolor. En la asociación se trabaja en sesiones grupales de una hora.
  • Gimnasia para personas de movilidad reducida: Los ejercicios de movilidad, adaptados a las necesidades particulares de los enfermos, hacen que estos mejoren tanto a nivel motor, como psicológica y socialmente. Se realizan sesiones semanales de 60 minutos de duración, en tres grupos de unos 20 pacientes.
  • Talleres:
    • Taller de memoria: trabajando la conceptualización, la ejecución de órdenes, relajación y técnicas de memoria de ordenación y agrupación de ideas.
    • Taller de los sentidos: quizá uno de los primeros síntomas de la enfermedad de Párkinson es la anosmia o pérdida de olfato, que puede aparecer incluso antes que los síntomas motores por tanto antes del diagnóstico. En estos talleres se entrena el olfato, el tacto, el gusto y la propiocepción (sensación que nos permite conocer la posición de los miembros de nuestro cuerpo y que se altera también en la enfermedad de Párkinson) con el objetivo de enlentecer la pérdida progresiva de
      dichos sentidos.
    • Taller de motricidad fina: La destreza y la precisión de las habilidades manuales sufren un enlentecimiento en la enfermedad de Párkinson. El entrenamiento de actividades tales como el abrocharse botones o cremalleras, pelar fruta, abrir una cerradura, son algunas de las tareas que trabajamos en la asociación realizando talleres de pintura, manualidades o arte floral, destacando dentro de estas actividades la confección de una alfombra floral en las fiestas del Corpus de Bueu.
  • Programa de apoyo familiar: Tanto los familiares como los cuidadores en muchos casos sobrepasados por la enfermedad y en otros por la manera de abordarla, nos lleva a organizar unos encuentros quincenales entre familiares dirigidos por un Psicólogo, donde las experiencias de cada uno de ellos son puestas en común sirviendo tanto como desahogo como de aprendizaje de cómo vivir con la enfermedad.